Por un referéndum en el Sahara Occidental

Lo tenía claro el taller de Política y Comunicación de la edición de la EUCOCO del pasado noviembre, en Madrid, cuando escuchó la iniciativa que proponían los Comités Suizos de Apoyo al Pueblo Saharaui. No vaciló a la hora aprobar la propuesta, que consistía en impulsar una recogida de firmas a nivel mundial para un referéndum en el Sahara Occidental.

40 años después de la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid y de la Marcha Verde (1975), el conflicto del Sahara Occidental pesa como una losa en los memorandos de ética y derecho internacional de las Naciones Unidas. A la vista está que la ciudadanía no puede dejar solamente en manos de los Gobiernos la búsqueda para una solución al conflicto y, para ello, multitud de campañas de solidaridad con el pueblo saharaui inundan las redes en todo el mundo manteniendo viva la llama de la esperanza. Dos de estas iniciativas se suman a las de una petición por un referéndum en el Sahara Occidental con el sitio www.westernsahara-referendum.org y el hashtag #ReferendumNow.

 

Tal y como anunciaron en la EUCOCO del pasado noviembre, los Comités Suizos de Apoyo al Pueblo Saharaui reclaman, en una petición al Consejo de Seguridad de la ONU, la organización de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui antes de finales de 2017.

Con el fin de recoger el máximo de firmas posible que secunden la petición y dar a conocer esta acción solidaria por todo el mundo, se ha hecho un llamamiento a través del sitio web www.westernsahara-referendum.org para que personas de todos los rincones del planeta se unan a esta iniciativa y puedan firmar desde cualquier lugar donde se encuentren.

El texto de la petición es el siguiente:

«Las personas abajo firmantes piden al Consejo de Seguridad de la ONU organizar, antes del finales de 2017, un referéndum de autodeterminación de la población saharaui siguiendo las reglas del plan de paz de 1991. El pueblo saharaui debe ser capaz de disfrutar plenamente de su derecho a disponer de sí mismo, tal y como establece la Carta de las Naciones Unidas.»

La recogida de firmas empezó el pasado 1 de enero y se prolongará hasta el próximo 15 de agosto de 2016. Una vez recogidas todas las firmas hasta entonces, serán presentadas en septiembre en las oficinas de la ONU de Ginebra y Nueva York antes de la reunión de la IV Comisión, la de Política Especial y de Descolonización.

Más concretamente, el listado de firmas por el referéndum se enviará al Consejo de Seguridad, al Secretario General y al Presidente de esta IV Comisión.

western-sahara-referendumnow-people

Cuando se consiguió sentar a Marruecos y al Frente Polisario en la mesa de negociación después de 15 años de guerra, se estableció un acuerdo de paz, en 1991, bajo los auspicios de la ONU y de la Organización de la Unión Africana (OUA). El plan de paz, que fue aceptado por ambas partes y aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU, consistía en organizar un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui en el plazo de seis meses, ya en 1992.

25 años después de aquellas negociaciones, el pueblo saharaui sigue esperando la celebración del referéndum prometida por las NNUU, un proceso que ha ido boicoteando constantemente Marruecos desde la firma del acuerdo en 1991.

Desde Noruega, llega otra interesante iniciativa que también tiene como objetivo reclamar la celebración del referéndum para el pueblo saharaui. La propuesta está impulsada por un conjunto de organizaciones noruegas que vieron truncado su deseo de visitar los territorios ocupados del Sahara Occidental el pasado mes de enero, cuando las autoridades marroquíes vetaron su entrada y deportaron a cada uno de los 21 grupos que conformaban la que probablemente era delegación internacional más grande que hasta la fecha ha intentado entrar en el Sahara Occidental ocupado.

Un total de 61 activistas de derechos humanos del país escandinavo, junto a otros pocos de otros países europeos, EEUU y Canadá, intentaron llegar a la ciudad ocupada de El Aaiún, pero fueron deportados en el camino o poco tiempo después de llegar. Solamente el noruego Kim Runar Gjelstenli, del Partido de la Izquierda Socialista, logró entrar en el territorio.

Tras esta expulsión masiva de activistas de derechos humanos de los territorios ocupados del Sahara Occidental, las organizaciones noruegas a las que pertenecen han iniciado, en el país escandinavo, una campaña en las redes sociales para unirse a la petición mundial de la celebración del referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui.

Así lo explicaron en un comunicado de prensa en el cual Inga Marie Nymo Riseth, vicepresidenta de El Fondo de Asistencia Internacional de los Estudiantes y Académicos Noruegos (SAIH), exigía «que las autoridades noruegas busquen nuevas soluciones a este conflicto para que pueda llevarse a cabo un referéndum conforme al derecho internacional” después de recordar que existe un amplio apoyo entre los partidos políticos de Noruega para la realización del referéndum y por la descolonización del Sahara Occidental.

«Estamos aquí para llamar la atención sobre uno de los conflictos olvidados del mundo, y para mostrar nuestro apoyo a los activistas de derechos humanos saharauis en su lucha por la independencia”, dice Kristian Tonning Riise, presidente de los Jóvenes del Partido Conservador.

Para ello, las organizaciones participantes anunciaron que todos sus delegados que se encontraban en el Sahara Occidental o en Marruecos publicarían una foto de sí mismos con el dedo pintado de azul como símbolo de la falta de un referéndum.

La iniciativa se ha extendido por las redes sociales con los hashtags #ReferendumNow y #WesternSahara, y personas de todos los rincones del planeta cuelgan una foto selfie con el dedo índice pintado de azul.

VS_fingeraksjon_CollageMEDIO
Imagen extraída de www.saih.no, de El Fondo de Asistencia Internacional de los Estudiantes y Académicos Noruegos (SAIH)

Con ello, no sólo se anima a que cualquiera se sume a la campaña «I support #ReferendumNow for #WesternSahara«, sino que también se pretende que cada vez hayan más personas conocedoras de la problemática que atraviesa el pueblo saharaui desde hace 40 años y, si es posible, hacerles sensibles a su causa.

En la EUCOCO del pasado noviembre, se acordó centrar esfuerzos de cara a este 2016, año del 40 aniversario de la creación de la RASD, para instar al Consejo de Seguridad para que exija que la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) organice dicho referéndum y así llevar a cabo adecuadamente la tarea principal para la que fue creada hace 25 años: tal y como su nombre indica, la organización de un referéndum en el Sahara Occidental con el fin de que el pueblo saharaui pueda ejercer, de una vez por todas, su derecho a la autodeterminación.

Si tú también estás por el referéndum, píntate el dedo y firma la petición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *